Mi hijo tiene tics

¿Has visto en tu hijo movimientos extraños como guiños de ojos, parpadeos frecuentes, encogimiento de hombros, o abre y cierra las fosas nasales sin parar? Si es así, tu hijo está sufriendo de unos movimientos automáticos, mejor conocidos como tics.

¿Qué son los tics?

Los tics son movimientos involuntarios bruscos y repetitivos, que afectan aproximadamente al 20% de los niños.

Quizás el tema te tiene un poco preocupada, encuentras extraño que tu hijo tenga este tipo de conductas, sin embargo, esto es habitual en la infancia, y lo más probable es que desaparezcan a corto plazo, o cuando entren en la adolescencia.

¿Por qué ocurren?

Aunque aún no se sabe la causa específica, se sabe que los tics son una forma en que los niños manifiestan su angustia y preocupación por algo, por eso tienden a aparecer en períodos de mayor estrés e irritabilidad y desaparecen cuando el niño está más relajado o cuando está ocupado en otra actividad.

Además, algunos de los niños adquieren estos tics por imitar a los adultos que los rodean. Sin embargo, estos movimientos que pueden iniciarse como voluntarios, se vuelven automáticos cuando pasan a convertirse en un medio de descarga.

Tipos

Si miras a los amigos de tus hijos, te puedes dar cuenta que existen distintos tipos de tics, algunos más complejos que otros, y por lo tanto, hay algunos en que hay que tomar mayores precauciones:

–          Tics simples: son movimientos breves, repetitivos y repentinos que ocurren de manera aislada. Ejemplos de estos tics son el parpadeo constante, fruncir el entrecejo, encoger los hombros, sacudir la cabeza, etc…

–          Tics complejos: son modos coordinados de movimientos sucesivos que involucran varios grupos musculares. Ejemplos de estos tics son saltar, olfatear objetos, tocarse la nariz, tocar a otras personas, conductas mutilantes que implican algún tipo de daño físico, coprolalia (emitir palabras obsenas), ecolalia (repetir palabras o frases dichas por otras personas) o palilalia (repetir sílabas o palabras dichas por uno mismo). Si sufre de alguno de estos síntomas, se puede sospechar que sufren de Síndrome de Tourette.

Tips para saber sobrellevar los tics en los niños

–          No pongas atención a los tics de tus hijos, considéralo como algo normal y pasajero. Dile a tus familiares y amigos más cercanos que tampoco presten atención a los tics de tu hijo.

–          No le recuerdes el tema, evítalo.

–          Analiza las causas de por qué tu hijo puede estar teniendo un mayor estrés. Trata de evitar estas situaciones.

–          Jamás lo culpes o lo retes por esto. Son movimientos involuntarios que no puede detener, así que tus retos sólo empeorarán los tics.

–          Evita que tu hijo sea demasiado autocrítico y perfeccionista: ayúdale a formar una autoestima elevada.

–          Si el niño te habla de ellos, dile que luego desaparecerán, y que no se preocupe más de eso.

–          Ahora bien, si ves que el tema afecta a tus hijos en su entorno social y en sus estudios, y que aumentan en su frecuencia y duración, lo mejor es que consultes a tu doctor.

Prev Primeros Auxilios
Next Ayuda comprando en UNICEF

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment