Microbioma de recién nacidos por cesárea

El parto vaginal tiene una variedad de ventajas por sobre un parto por cesárea para la mamá y el recién nacido. Existen factores como la exposición a hormonas como la oxitocina, endorfinas y adrenalina que juegan un papel importante el  parto, desarrollo del apego y bienestar general de la mamá y el recién nacido.

Existe otro beneficio del parto vaginal que es la exposición del bebé a la flora bacteriana de la vagina de la mamá. Estas bacterias juegan un papel importante el de desarrollo ideal del sistema inmunológico del bebé, quien se ha desarrollado por 9 meses en un ambiente libre de bacterias e infecciones. Junto con el contacto a la piel de la madre y la lactancia materna, crean los cimientos para un sistema inmunológico fuerte que protegerá al niños de por vida.

Los bebés nacidos por cesárea no son expuestos a estas bacterias y algunos estudios de seguimiento han encontrado que estos niños son más propensos a tener enfermedades como asma y alergias cuando crecen.

La alarmante tasa de cesáreas en nuestro país y el mundo en general ha llevado a investigadores a buscar formas para entregar a estos bebés parte de lo que no reciben de sus madres a través de una cesárea. El carecer de estas bacterias “semilla” afecta el desarrollo del microbioma del bebé.

Un estudio publicado en Nature

expone que se seleccionaron 18 mujeres embarazadas de las cuales se tomaron muetsras de su flora bacteriana de la vagina, zona anal, boca y piel.

Siete de estas mujeres tuvieron partos vaginales y las otras 11 por cesárea. A cuatro mujeres que iba a tener cesáreas les introdujeron gasas en la vagina poco antes de iniciar la cirugía. Una vez nacido el bebé aplicaron la gasa de sus madres a los bebés, en boca, cara y cuerpo. Durante un mes los investigadores tomaron muestras del microbioma de los bebés encontrando que quienes recibieron las gasas contaban con las bacterias maternas, no así los bebés que no recibieron las gasas.

Este es el primer paso para entender como las bacterias maternas protegen y fortalecen el sistema inmunitario de los bebés. Se necesitan estudios a largo plazo para responder a las preguntas que tenemos hoy, pero al menos existe una conciencia sobre su importancia.

La mejor prevención es educar a las familias sobre las diferencias entre un parto vaginal y uno por cesárea. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que entre el 10% y el 15% de los partos sean por cesárea debido a peligros en el bienestar de la madre o bebé. Sin embargo, en nuestro país alcanza valores por sobre el 50%.

recien nacido

Prev ¡Nos vamos de vacaciones! Pero… ¿Las mascotas?
Next Constipación Infantil. Lo que debes saber

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment