Niños que heredan el nombre de sus padres

Niños que heredan el nombre de sus padres

He visto a muchos papás que sueñan con nombrar a sus hijos con su mismo nombre. Ya sea por tradición o por gusto, ¿cuántas veces hemos llamado a una casa preguntando por Carlos y te dice el hijo o el padre? Curiosamente según los datos del Registro Civil esta tendencia de bautizar a los hijos con el mismo nombre de los padres está a la baja.

Las cifras así lo muestran. Mientras en 1980, 57.081 (42%) de los niños nacidos ese año recibió uno de los nombres de su papá, en 2010 fueron sólo 40.721 (32%). En el caso de las madres, el descenso es más pronunciado: si en 1980 fueron 31.003 (22%) los casos, en 2010 la cifra llegó a 12.981 (10%). Una reducción de un tercio en 30 años.

¿Los motivos? La caída de las tradiciones familiares y del valor social de heredar un nombre, la necesidad de darle una identidad propia al recién nacido a través de nombres originales y, en algunos casos, la búsqueda de movilidad social con nombres que no denoten un determinado origen.

Es que las tradiciones se han ido perdido. Creo que puntualmente se ha perdido la importancia a la raigambre familiar y se le entrega más importancia a la producción que a los apellidos y a la tradición.

Si estás por tener a tu bebé y no sabes cómo nombrarlo, te entregamos unos consejos para elegir una opción:

  • El sonido ideal: Una de las cosas más importantes a considerar es cómo suena el nombre de tu bebé cuando lo pronuncias. ¿Es melodioso? ¿Es brusco? ¿Le va bien al apellido? A menudo los nombres largos van mejor con apellidos cortos y al revés. 
  • Un nombre único: Un nombre poco usual tiene la ventaja de hacer que la persona que lo lleva resalte entre los demás. Pero OJO, no caer en nombres muy rebuscados o ridículos.  Una forma de encontrar cierto equilibrio es escoger un nombre más o menos común si el apellido no lo es y viceversa.
  • Significado: Nadie va a tratar a tu hija Ingrid de forma diferente porque su nombre signifique “hija de un héroe”, pero de dónde procede el nombre es algo interesante a considerar. Después de todo, si tu hijo Sixto descubre que su nombre quiere decir “adulador” quizás no le guste. 
  • Iniciales y apodos: La gente, y especialmente los niños, pueden ser muy crueles cuando se trata de poner apodos. Por eso, intenta anticipar qué es lo que puede ocurrir con el nombre de tu hijo para evitar estas situaciones.

Y tú ¿cómo le pondrías a tu hijo?

Te invito a leer otros artículos de la sección Nuestras Tradiciones:

¿Por qué en Chile celebramos Halloween?

Lanzamiento: de la A a la Z

Juegos típicos chilenos: entretención a la antigua

 

Prev Lo que debes saber para votar en las elecciones municipales 2012
Next Panoramas Familiares: del 24 al 31 de Octubre

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment