Nutrición en los primeros años es clave para desarrollo del sistema nervioso y mineralización de los huesos

Nutrición en los primeros años es clave para desarrollo del sistema nervioso y mineralización de los huesos

NutriciónEntregar una dieta balanceada en los primeros años de vida es fundamental, ya que esta etapa es una oportunidad perfecta para que los niños absorban los nutrientes necesarios para crecer y desarrollarse de manera óptima. La nutricionista del Hospital Clínico de la U. Católica, Karen Villalón, explica que los primeros años de vida los niños absorben la mayoría de los nutrientes, por lo que es clave entregarles una dieta especialmente rica en hierro, calcio y ácidos grasos esenciales.

“Dentro de los principales nutrientes que consideramos críticos en los menores y que son indispensables para el organismo están el hierro, calcio y ácidos grasos esenciales”, comenta la nutricionista. Estudios han demostrado que a nivel de micronutrientes la falta de hierro es una de las principales deficiencias, provocando anemia ferropriva, que es cuando hay una menor disponibilidad y producción de glóbulos rojos en la sangre. También se ha podido detectar que un inadecuado aporte de calcio, fósforo y vitamina D provocaría un menor desarrollo esquelético, ya que se ve disminuida la densidad mineral ósea. Del mismo modo, un bajo aporte de ácidos grasos esenciales produciría un menor desarrollo cognitivo e intelectual de nuestros hijos. “Las fórmulas lácteas se han hecho cargo de estos requerimientos nutricionales y los han incorporado para evitar a la larga problemas de salud”, explica la especialista.

Alimentos que contienen nutrientes críticos

Hierro: carnes, legumbres y vegetales
Fósforo: lácteos, cereales integrales, legumbres, entre otras
Vitamina D: lácteos, pescados, huevos, entre otros
Ácidos grasos esenciales: Pescados y  frutos secos  

La alimentación después del año

Al año de edad los menores ya han comenzado un régimen que contiene proteínas, carbohidratos, frutas y verduras y sus porciones de leche se han reducido a dos o tres. Las que permanecen son las del desayuno y la once. “El problema con las porciones de leche es que hay muchas madres que hoy en día abusan de los saborizantes, azúcar y de los yogurt para alimentar a sus hijos, lo que provoca que desde un comienzo ingieran más calorías”, advierte la nutricionista.

Por eso es clave hoy en día el rol que están jugando las fórmulas lácteas en la alimentación de los niños mayores de un año. “Las fórmulas lácteas han sido especialmente diseñadas para cubrir los requerimientos nutricionales que los pequeños necesitan. Además, es bueno recalcar que contienen menos grasa y azúcar y a la vez aportan un mayor número de micronutrientes, a través de vitaminas y minerales, que pueden estar en déficit en una dieta normal”, explica la especialista.

Las fórmulas lácteas son desarrolladas bajo los más altos índices de calidad. Su formulación está basada en los más recientes estudios que demuestran la importancia en la inclusión de nutrientes críticos, ya sea para el correcto desarrollo del sistema nervioso como de la mineralización ósea. “Existen dos componentes fundamentales que me gustaría destacar de las fórmulas, por ejemplo, Gain Plus creó el sistema EyeQ, que incorpora el uso de ácidos grasos esenciales junto a la luteína para un mejor desarrollo visual. Además, es una fórmula libre de oleína de palma, que ayuda a que los niños puedan tener mayor disponibilidad de calcio en su organismo”.

Prev Los cuidados para evitar la meningitis y no entrar en pánico
Next Prepara tu casa para la llegada del bebé

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment