Ojo con el frío y calefacción a leña

Ojo con el frío y calefacción a leña

Por algunas horas en Santiago llueve y además nos afecta una onda polar que obliga a abrigarse muy bien y a calefaccionar nuestros hogares adecuadamente.

Una de las alternativas de calefacción existentes es el uso de leña, ya sea en chimeneas o en estufas de doble cámara o combustión lenta.  Sin embargo, les queremos comentar, para una mayor y mejor información, que la utilización de chimeneas de hogar abierto destinadas a la calefacción de viviendas y establecimientos públicos y/o privados que utilicen leña o biomasa y que no estén provistas de sistemas de doble cámara de combustión, está prohibido en todas las comunas de la Región Metropolitana. 

Por otra parte, y en cuanto al caso de estufas de doble cámara de combustión, su uso está permitido, pero sí hay prohibición en situaciones de Alerta, Preemergencia y Emergencia Ambiental, ya que en esas jornadas se prohíbe el funcionamiento de todo tipo de calefactores que utilicen leña o biomasa (pellets, aserrín, similares) destinadas a la calefacción de viviendas y de establecimientos públicos y privados, estén o no provistas de sistemas de doble cámara de combustión.  El horario de restricción se inicia a las 24:00 horas del día en que se declara el episodio crítico antes señalado y durará 24 horas, prorrogables.

El período de vigencia de las medidas asociada a la declaración de episodios críticos es el comprendido entre el 1 de abril al 31 de agosto de cada año, según el Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para la Región Metropolitana.  Esta información la puedes chequear en http://www.sinia.cl/1292/w3-propertyvalue-15480.html

Los calefactores a leña están legislados por el Decreto Supremo N ° 811 del Ministerio de Salud y si les interesa revisarlo detenidamente lo pueden encontrar en el sitio web de la Secretaría Regional Ministerial de Salud de la Región Metropolitana (http://www.asrm.cl/).  Aquí también podrán encontrar información respecto a las restricciones de uso y dónde denunciar molestias derivadas del humo de leña quemada.

 Tipos de calefacción a leña

De acuerdo a una clasificación del Ministerio de Salud, están:

– Las chimeneas a leña, estufas de hogar abierto, que son equipos de calefacción en los que la combustión ocurre sin ningún control, bajas en eficiencia y generan altos niveles de emisión de contaminantes.

– Las  salamandras, que corresponden a equipos que tienen flujo de aire de entrada a la cámara de combustión y tienen una sola cámara de combustión.

– Los calefactores de doble cámara, que poseen dos o más cámaras de combustión, cuenta con control de flujo de aire a dichas cámaras y son de mayor eficiencia ya que reducen la emisión de contaminantes al lograr una combustión más completa.

Si ustedes adquieren algún tipo de calefactor de doble cámara, el fabricante debe entregar un certificado que acredite tal situación al mismo tiempo que deben solicitar que les expliquen dónde está ubicada dentro de la cámara de combustión o fogón.

Si ustedes adquieren algún tipo de calefactor de doble cámara, el fabricante debe entregar un certificado que acredite tal situación al mismo tiempo que deben solicitar que les expliquen dónde está ubicada dentro de la cámara de combustión o fogón.

Prev Tu casa limpia, tus manos lindas
Next ¿Cómo evitar las enfermedades de invierno?

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment