Ojo con las enfermedades de verano en los niños

Ojo con las enfermedades de verano en los niños

Enfermedades comunes  en los niños en veranoDurante la época estival, los niños están más expuestos a sufrir ciertos problemas a la salud que se ven potenciados por el calor, además de los cambios de hábitos que se producen durante las vacaciones. Aquí es fundamental que los papás estén atentos para evitar cualquier enfermedad o reconocer los síntomas y actuar a tiempo.

Dentro de los problemas más comunes en el verano está la insolación, que se presenta con enrojecimiento y sequedad de la piel, dolores de cabeza, incluso dolor de estómago y náuseas. Frente a esto el niño debe ser puesto en un lugar con sombra, idealmente darle un baño de agua fría para bajar la temperatura corporal e hidratarlo. En caso de que los síntomas continúen, hay que llevarlo inmediatamente al médico.

Para evitar la insolación es necesario el uso de pantallas solares y vestir al pequeño con  ropa ligera y sombrero, además de proporcionarle agua constantemente.

La conjuntivitis es otra enfermedad que aparece en esta época, que se caracteriza por ojos rojos, picazón, lagrimeo y la presencia de secreciones. Ésta se  produce por agente químicos, polvo, polen y también por la irritación que se produce en los ojos por el uso de las piscinas. Para prevenir esta enfermedad es crucial enseñarle al niño a lavarse las manos con frecuencia y que no comparta  con otras personas utensilios tales como toallas, almohadas, etc.

A los niños les encanta el agua, por lo que disfrutan al máximo piscinas, lagos y playas, pero los constantes baños pueden producir otitis, que se presenta con dolor en el oído, además de picazón  y secreciones. Aquí es necesario llevarlo al doctor para que le proporcione los medicamentos necesarios. Para evitar  esta molestia, preocúpate de secar bien los oídos de tu hijo después de bañarse o, si es muy propenso a  presentar esta infección, ponle tapones de oído cuando esté en el agua.

Las infecciones intestinales también aparecen con mayor frecuencia en verano, ya que las temperaturas altas propician la proliferación de virus y bacterias. Además, el calor descompone rápidamente los alimentos, los que pueden convertirse en una fuente de gérmenes. Como recomendación, se deben extremar los cuidados en cuanto a la manipulación de alimentos y conservarlos adecuadamente refrigerados si es necesario. El agua también puede producir problemas estomacales, así que si estás de vacaciones en un lugar donde se utiliza agua de pozo o noria, prefiere el agua embotellada o ponla a hervir antes de consumirla.

Lee además:

¿Cuáles son las enfermedad más comunes que presentan los recién nacidos?

Prev Recomendados: Ricos cupcakes y fiesta de colores
Next CartaPascuera.cl, recuperando la magia de la Navidad

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment