Padres digitales prefieren educar a sus hijos de forma más análoga

Padres digitales prefieren educar a sus hijos de forma más análoga

Pareciera que los adultos estamos conscientes de la “adicción” que implica el uso de la tecnología a diario en nuestras vidas. Y es que gracias a ella, la vida se nos ha hecho mucho más fácil.

Sin embargo, y paradójicamente, día tras día los padres que se llevan mejor con la tecnología son los mismos que se esfuerzan por hacer de la educación de sus hijos una experiencia mucho más analógica.

Tal es el caso de los apoderados del Instituto Waldorf, una escuela californiana cuyos alumnos en su mayoría son hijos de los trabajadores de Sillicon Valley (donde la mayoría de las industrias están relacionadas con computadores). Dichos padres rechazan el uso de tecnología en las salas de clase  y pareciera ser justamente esa “rigidez” analógica y “humanista” es lo que hace a la escuela una opción bastante atractiva para los hijos de programadores, técnicos y desarrolladores de software condenados a trabajar varias horas semanales en un ambiente digital. Todos prefieren que su hijos obtengan, al menos durante los primeros años, una educación “clásica”.

Según un artículo publicado por el New York Times, revela que esta tendencia se repite en muchos padres que pese a ser acérrimos defensores de los e-books, prefieren que sus hijos se críen y eduquen leyendo ediciones en papel.

Las cifras también muestran un desinterés claro;  mientras el mundo de los libros para adultos se vuelve digital y las ventas de los ebooks avanzan a un paso mucho más rápido que el esperado por las propias editoriales, las ventas de e-books para niños representan menos del 5% de las ventas anuales, según estimaciones del sector realizadas en Estados Unidos.

Para los padres “digitales”, la tecnología sigue teniendo un aura de frialdad e individualismo, a pesar de reconocer sus múltiples ventajas, por lo que prefieren aferrarse a ciertas costumbres que todavía consideran  más “humanas” como la de los libros de papel o los juguetes. Para otros, la tecnología no es fría pero tiene tanto de positivo como de distractivo.

¿ Y ustedes, qué prefieren?

 

Fuente: The New York Times

 

REVISA TAMBIÉN:

Fomentar la lectura tiene múltiples beneficios ¿Pero cómo elijo un libro que lo motive?

Que tus hijos crezcan entre libros

Jardinear aumenta la inteligencia de tus hijos

 

 

 

Prev Tips alimenticios para nuestros niños en verano
Next Talasoterapia: Beneficios del mar para embarazadas

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment