Papas después de los 40

Papas después de los 40

Como todas sabemos el mundo corre rápido, la vida material, el éxito, el trabajo, la vida social nos hace postergar muchas veces el ser padres. Nadie sueña con ser padre a los 40 años; pero ¿qué sucede cuando las circunstancias le ofrecen a un hombre la oportunidad  de conocer la paternidad  a esta edad?

Según el estudio, la cifra de paternidad después de los 40 años se elevó notablemente.  El porcentaje de hombres que fueron padres entre 45 y 49 años aumentó a 29,2% entre el año 2000 y 2011, y entre los 40 y 44 años subió a un 6%. Además, el estudio comprobó que uno cada diez nacimientos corresponde a padres arriba los 40 años.

papa despues de los 40

Razones de tener hijos después de los 40

1. Prioridades: 

Prioridad estudios, desarrollo laboral y los avances en los tratamientos de fertilidad dejaron de ser la base sólo de la postergación de la maternidad femenina. Hoy son los mismos  argumentos con que los hombres también están retrasando ese proceso.

Según las Estadísticas Vitales del INE, del total de nacimientos en 2000, 5.530 fueron de padres entre los 45 y 49 años, número que creció a 7.146 en 2011 (29,2%). El alza no es sólo en este grupo. Según las mismas estadísticas, el crecimiento se aprecia en todos los tramos de mayores de 40 años. Así, por ejemplo, los de entre 40 y 44 años subieron 6% y los de 50,  8,4%.

2. Segundos matrimonios:

Otra de las razones para tener hijos a mayor edad son los segundos matrimonios.

Amiran Magendzo, experto en infertilidad de la Unidad de Medicina Reproductiva de Clínica Las Condes, dice que muchos de los nacimientos tras los 40 corresponden a segundos matrimonios. “Incluso, hombres que se han realizado vasectomía se la revierten para tener hijos”, confiesa.

Los hombres separados se casan más rápido y con más frecuencia que las mujeres.

Según el Registro Civil, de los 4.248 matrimonios de 2012, el 69% de los hombres era divorciado. Y la  edad promedio en que ellos se vuelven a casar hoy es a los 49 años, dos años más que el promedio de 2005.

3. Sorpresa:

Por otro lado, puede ser un embarazo no deseado, que ocurre sin esperarlo. En este caso entran en juego otros aspectos, relacionados con la forma en que los padres se toman la noticia y cómo van aceptando y deseando al nuevo bebé.

Los pro y los contras

La decisión de retrasar la paternidad, dicen los expertos, tiene ventajas. Luego de los 40 años, hay más probabilidad de ingresos altos, mejorando las condiciones de cuidado.

A su vez, es un hijo planificado y esperado, que encuentra a su padre con mucha más experiencia vital y 15 años de trayectoria laboral, lo que favorece una paternidad consciente. Se tiene mas paciencia, mas tiempo y una vida mas relajada.

Un padre a los 40 años, ya no esta en búsqueda del éxito profesional, ya no estudia en la universidad, ya se fue de fiesta, ya hizo amigos, en definitiva su vida esta formada y lista para recibir a este pequeño ser.

Así como hay beneficios de ser padre después de los 40, también hay riesgos estudio reveló que, en comparación con un niño nacido de un padre de 24 años de edad, un niño nacido de un padre de 45 años es 3,5 veces más propenso a tener autismo; tiene 13 veces más probabilidades de padecer TDAH; dos veces más probabilidades de sufrir trastorno psicótico; son 25 veces más propensos a tener trastorno bipolar y 2,5 veces más propensos a tener conductas suicidas o un problema de abuso de sustancias. Para la mayoría de estos trastornos, la propensión a sufrirlos aumentó de forma constante a medida que avanzaba la edad paterna, lo que sugiere que no hay una edad paterna particular que, de repente, pase a ser un problema para la descendencia.

Otro problema que plantean muchos expertos es la brecha generacional que puede surgir entre padre e hijo. El mayor problema llegará cuando el hijo sea adolescente y el padre no pueda entender su comportamiento. Si a cualquier padre la etapa de la adolescencia de su hijo es la más dura y complicada, esto se vuelve más notorio si entre ambos existe una diferencia de 40 años, lo que hará que, probablemente, al padre le cueste mucho más entender a su hijo y ponerse en su lugar, ya que tendrá más olvidados sus años de adolescencia.

¿Qué opinión tienes tú? ¿ Ser o no ser padre después de los 40?

 

 

Prev Cuento: Dino Miamigo
Next Croquetas de garbanzo y coliflor

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment