Papás por primera vez ¿Qué debemos tener en cuenta?

Papás por primera vez ¿Qué debemos tener en cuenta?

Consejos para papás primerizosEl nacimiento de un hijo, luego de una larga espera, es una felicidad inmensa, pero ese sentimiento también viene acompañado de constantes dudas y miedos, sobre todo en los padres primerizos, en relación a lo que será la crianza y los cuidados que deben tener con el bebé.

Pero aquí hay que saber que el “aprender haciendo” será la principal fuente de conocimiento, ya que de a poco irán sabiendo  e identificando cuáles son las necesidades del bebé. A continuación te entregamos algunos tips para que hagas más fácil esta quienes van a ser papás por primera vez viven con nueva etapa de tu vida.

Alimentación: No debes preocuparte si la guagua  toma pequeñas cantidades de leche, ya que su guatita es pequeña, por lo que se satisface rápidamente. Si es que queda con hambre luego de mamar un buen rato, puede ser que esté succionando sólo el pezón y no salga mucha leche, así que asegúrate de acomodar bien el pecho. Y recuerda sacarle siempre los “chanchitos”, ya que pueden causarle muchas molestias.

Que los bebés regurgiten es algo normal, donde botan el exceso de leche que tomaron. Sin embargo, debes poner atención y consultar al pediatra si esto es muy constante, porque puede tratarse de reflujo.

Limpieza: Cambiar el pañal cuando sea necesario es muy importante, ya que así evitarás dolorosas irritaciones. Procura limpiarlo suavemente y secarlo bien, de modo que no quede humedad en los pliegues. Los baños los puedes hacer sólo con agua tibia, pero si quieres usar jabón, que sea especial para guaguas.

A los bebés les crece muy rápido las uñas. Debes mantenerlas cortas para que no se haga daño. El mejor momento para hacer esto es mientras duermen.

Cuidados: Procura asegurar siempre la firmeza de la cabeza de la guagua, sobre todo cuando van a tomarla en brazo, ya que ellos no la sostienen bien. No abrigues exageradamente a tu guagua, ya que esto le causa molestia y el sudor en la ropa puede afectar su salud. Si quieres ver si la temperatura es la correcta, tócale la guatita y la espalda y si están calientes y secas está OK. No te guíes por las manos o pies, porque tienden a tenerlos más fríos.

Lee también:

Edición Octubre: Especial Embarazo y Recién Nacido

Mamá primeriza: Cuando el parto se atrasa

Prev Tecnología en el embarazo
Next Cómo apoyar a un niño con trastorno específico del lenguaje

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment