Una pensión digna

En estos días donde todo transcurre tan rápido, recurrir a la frase “no tengo tiempo” se hace cada vez más común. Así, “no tengo tiempo para ver el tema de mi pensión” es un dicho sumamente ad hoc. No obstante, sí hay oportunidades para juegos en línea, crucigramas, chatear o ver la teleserie de turno.

No se trata de excesiva seriedad, sino de dar a cada uno de los asuntos la importancia que se merece. La mayor parte de los cotizantes se despreocupa de este tema, y sólo cuando escuchan los noticieros anunciando grandes pérdidas, o a los pocos años de pensionarse, se enteran que podrían haber hecho algo más.

Es importante la constancia al cotizar, y mientras antes se haga, mejor. Si se es independiente es fundamental cotizar. Ahora, si está cesante, claramente es muy difícil hacerlo, pero ello se debe suplir mediante Ahorro Previsional Voluntario APV en los períodos de bonanza. Incluso, para nuevos períodos de cesantía, puede servir como un incremento sustancial al seguro de desempleo.

Hay que recordar que es posible cambiar de fondo en cualquier momento. Se sugiere que más importante que el nivel de riesgo, lo esencial es la rentabilidad de cada fondo. O sea, alguien puede tener 59 años y estar en el Fondo B obteniendo enormes retornos como los de la primera parte de este año. Así, quien haya estado en dicho fondo todo el período de la crisis, optó por perder mucho hoy, para “quizás” ganar mañana, ¡Pésima opción! El comportamiento ideal era:

Permanecer en el Fondo A en los meses en que se obtuvieron las mayores rentabilidades, es decir febrero, abril, mayo y diciembre de 2008. Producto de dicha permanencia se hubiese obtenido un 13,97% de rentabilidad. Por otro lado, permanecer en el Fondo E para los 8 meses restantes, donde se pierde sólo el 0,93%, ya que de permanecer en el Fondo A en dichos meses se hubiese perdido un 60,92% de rentabilidad. El perfil de riesgo no es una religión, claramente puedo modificar mis inversiones a otras que renten más. De eso se trata, ¿no?

Por tanto, trasladar los saldos al Fondo E y permanecer en él no es la mejor opción en lo que a retorno se refiere, tal y como recomendaban sectores alarmistas. Aunque claro, en gran parte de los meses de 2008 era lo más recomendable. Quizás debió haberse cuestionado en los primeros meses de este año la presencia en dicho multifondo, ¿Por qué? De diciembre del 2008 a julio del 2009, el Fondo A del sistema ha rentado un 22,29%. Ha habido una inflexión, se ha iniciado la recuperación de la Bolsa Local y por consecuencia de los Fondos de mayor riesgo.

Quienes luego de cuarenta años de trabajo deseaban jubilar y estuvieron en un fondo erróneo durante la crisis, quizás perdieron un 20 ó 30%, es decir, unos 8 ó 12 años de imposiciones. ¡A eso equivale despreocuparse por un año de este tema! Quizás alguien con el mismo sueldo y que trabajó sólo 28 años, pero que se preocupó de este tema con cierta periodicidad, obtendrá la misma pensión.

¿A qué grupo prefiere pertenecer usted?

Prev Gracias por participar en el concurso de Revista Carrusel y Kütralco
Next Mentalidad digital para el mundo actual

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment