¿Qué hacer ante el miedo a dormir y las pesadillas en los niños?

¿Qué hacer ante el miedo a dormir y las pesadillas en los niños?

 

Quizás más de un par de veces te has dado cuenta de que tu hijo despierta desesperado, transpirando y llorando. No sabes qué hacer y la verdad es que la situación es bastante angustiante: te despiertas por los gritos de tu hijo y te debes quedar a dormir con él, dejar una lámpara prendida o llevártelo a tu pieza. No sabes lo que pasa, ni cómo solucionar el problema, pero la cosa es más normal de lo que crees. Acá te explicamos las causas de las temidas pesadillas infantiles.

¿Pesadillas o terrores?

Para entender un poco más el problema, debemos distinguir entre las pesadillas infantiles y los terrores nocturnos. Las primeras suelen aparecer en niños entre 3 y 6 años, se caracterizan porque el niño no habla ni se mueve mientras sueña y suele recordar todo lo que soñó cuando despierta. Los terrores nocturnos, en cambio, se presentan con más frecuencia en niños entre 4 y 12 años y se caracterizan porque durante el sueño los niños hablan, gritan o se mueven mientras están soñando y es muy difícil despertarlos. En general, los niños pueden tener los ojos abiertos y hablar contigo, pero en realidad no te ven ni te escuchan, y una vez que terminan de soñar recuerdan poco o nada del sueño.
Sin embargo, no debes darle más importancia de la necesaria a estas pesadillas, ya que son trastornos frecuentes de la infancia y se producen porque el cerebro de tu hijo aún está inmaduro. Lo más normal es que vayan desapareciendo a medida que los niños van creciendo.

 


¿Y si es algo más?

Si ves que tu hijo despierta muy cansado, teme dormir o quiere que lo acompañes toda la noche, significa que estas pesadillas o terrores nocturnos están afectando en su calidad de vida. En caso de que así sea, te conviene poner ojo a sus conductas, ya que algo puede estar creándole un estrés desmedido y en este caso, los sueños son un medio para desahogarse. Puede que hechos traumáticos le estén provocando una ansiedad exagerada que se exprese en los sueños, por eso pon atención a cómo están las cosas en tu familia (gritos, peleas, separaciones,…), en el jardín o en el colegio, y en todos los entornos en los que se mueve tu niño.


¿Qué hacer cuando mi hijo está teniendo pesadillas?

Aunque lo primero que queremos los padres es terminar con el sufrimiento de nuestros niños y despertarlos, pon atención: hacer esto no es siempre lo ideal.


–   Si ves que tu hijo está teniendo una pesadilla o sueño, no lo despiertes. Quédate a su lado hasta que despierte o sientas que se tranquiliza.
–   Una vez que esté despierto, y sólo si él quiere, deja que tu hijo te cuente lo que soñó, sin hacerlo entrar en mucho detalle.
–   Lo importante es que lo escuches de manera tranquila y sin darle demasiada importancia a lo que dice.
–   Bájale el perfil: explícale que todos tenemos sueños, y que no hay peligro real en ellos.
–   Quédate con tu hijo hasta que se vuelva a dormir.
–   Fíjate siempre en qué hace tu niño antes de dormir. Programas de TV violentos o escuchar alguna pelea en la casa antes de acostarse, pueden acentuar estos sueños tan desagradables para tu hijo.

 

Si esta información te ha sido de utilidad, no olvides compartirla con los demás padres y madres! Y revisa nuestros links relacionados con el tema:

Evita sentir angustia y miedo

Trastornos del sueño y terapia con Flores de Bach

La importancia del sueño en los bebés: Mientras duerme aprende

Prev ¡Nuestro amigo Harald llegó a Copiapo!
Next ¡Al fin Jesse & Joy en Chile!

1 Comment

Leave a Comment