Postulación a colegios: Lo que hay que tener en cuenta (parte II)

Postulación a colegios: Lo que hay que tener en cuenta (parte II)

Pruebas de admisiónUna vez cumplidos todos los trámites administrativos, que tienen relación con la entrega de los diversos documentos solicitados, viene la parte más difícil y decidora de la postulación a un colegio: La prueba de admisión.

Acá la tensión de los padres aumenta, ya que sus hijos serán evaluados para saber si cumplen o no con los parámetros de los establecimientos a los que postula. Lo ideal es no traspasar esta ansiedad a los pequeños, tampoco mentirles sobre lo que trata. La mejor manera es explicarle que es una prueba, pero como un juego. Si el niño es presionado, puede terminar por bloquearse y no querer hacer nada.

Pero ¿en qué consisten estos exámenes? Los test que realizan los colegios apuntan a determinar las habilidades de los niños en áreas como madurez, lenguaje, motricidad y pensamiento lógico y matemático. Cada una de estas pruebas variará según el establecimiento, al igual que su nivel de complejidad.

Por ejemplo, en el área de lenguaje, se mide la capacidad del pequeño de escuchar y entender órdenes, así como también la manera en que se expresa y se da a entender. Pueden hacerle completar frases, seguir órdenes, describir cosas, etc.

En cuanto a la motricidad, el tema pasa por la manera en que toman el lápiz (con los dedos y sin presionar sobre el papel), trazar trayectorias, doblar papeles, cortar con los dedos, etc. La medición de la madurez irá por el desapego a los padres, la socialización con otros pequeños, la manera en que dibujan figuras humanas y el respeto hacia sus compañeros y educadores.

Las pruebas relacionadas con pensamiento matemático están enfocadas a ejercicios simples, contar objetos, restar, reconocer figuras geométricas, contar hasta al menos el número 5 y ordenar elementos por tamaño.

Finalmente, en cuanto al aspecto visual y espacial, le preguntarán sobre distancias, saber lo que está cerca y lejos, dibujar algunas formas geométricas simples, como cuadrados, triángulos, etc.; el uso adecuado del ayer, hoy y mañana y ubicar objetos, como ejemplo “¿dónde está la manzana? Encima de la mesa”.

Previo al examen evita al niño entregarle mucha información e instrucciones sobre lo que debe o no hacer, porque todo “entrenamiento” de última hora no servirá de nada.

Lee además:

Postulación a colegios: Lo que hay que tener en cuenta (parte I)

Prev Panoramas en familia "El volantín mágico"
Next Te invitamos a la gran venta de Panza y Crianza

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment