Tips para enfrentar el primer día

Tips para enfrentar el primer día

 

El primer día de jardín puede ser una situación angustiante no sólo para los niños, sino que también para los padres. Saber cómo enfrentar este gran acontecimiento es fundamental para que el niño logre que esta experiencia sea significativa, fructífera y entretenida.

Atención papás, aquí algunos consejos para saber cómo enfrentar este esperado primer día:

–          Prepara a tu hijo, pero sin exagerar: una o dos semanas antes háblale del tema, de cómo es el jardín, quiénes van a estar, etc. La idea es que conozca cómo va a funcionar más o menos el tema. Puedes partir diciendo “habrá una tía que te enseñará distintas cosas y tendrás compañeros de tu misma edad con los que podrás jugar y compartir constantemente”.

–          Evita a toda costa sentir angustia y miedo: tu hijo percibe lo que sienten sus padres, los conoce, así que trasmítele tranquilidad y calma en todo momento.

–          Haz las cosas con tiempo: cuando llegue el gran día, levántate más temprano. Nada peor que el estrés de llegar tarde el primer día.

–          Acompaña a tu hijo: es recomendable que los padres, o alguna persona muy cercana lo vaya a dejar.

–          Dile cuándo se volverán a ver: es muy importante que le digas que lo vas a esperar ahí mismo, un rato después. Dile que lo pase bien, deséale suerte, y ándate sin hacer nada más.

–          Si tu hijo llora, no te preocupes demasiado. Explícale que es una experiencia nueva, que lo va a pasar bien y que va a encontrar muchos nuevos amigos. Cada niño reacciona de manera distinta, lo importante es que sienta que estarás siempre presente para él.

–          Cuando vuelvas a buscarlo, recíbelo con mucha alegría. Pregúntale cómo le fue, qué hizo y a quién conoció, es importante que tu hijo comente esta nueva experiencia.

–          Crea una rutina: para que tu hijo desarrolle una mayor seguridad a lo largo de este proceso, es recomendable fijar horas para la comida, para dormir, etc… esto hará que tu hijo tenga un marco constante al cual atenerse.

–          ¡Ánimo! Es una experiencia muy positiva para tu hijo, ya que marca el inicio del proceso de socialización. Sólo debes manejarlo con calma y apoyar a tu hijo constantemente.

 

Prev ¿Cómo ayudar a mi hijo a manejar su ansiedad?
Next Reciclaje en Casa

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment