Problemas frecuentes con el cordón umbilical

El cordón umbilical es lo que conecta a la madre con el bebé durante el embarazo, pero después del parto ya no hay uso para este  cordón. Se pone una pinza y se corta. Ojalá sea cortado una vez que deje de latir y toda la sangre haya llegado al bebé. Son solo unos minutos, pero que hacen una gran diferencia para la salud del recién nacido.

Una vez cortado, el extremo restante se llama muñón umbilical, el cual se secará dentro de los primeros días de vida del bebé y se caerá de forma natural. Mientras estos sucede es muy importante que se mantenga limpia la zona y se evite su manipulación, de esta forma cicatrizará bien y se disminuyen las oportunidades de una infección.

ombligo

Esto no siempre es así y debemos estar preparados en caso de que así sea. Estas son las patologías mas frecuentes en el muñón umbilical:

1- Hernia umbilical:

Es una protuberancia hacia afuera (protrusión) del revestimiento abdominal o de parte de los órganos abdominales a través del área alrededor del ombligo y se observa en un 10% de todos los recién nacidos normales y con mayor frecuencia en niños de pretérmino, con síndrome de Down, hipotiroidismo, etc.

Una hernia umbilical ocurre cuando el músculo a través del cual pasa el cordón umbilical no se cierra por completo después del nacimiento.

El pediatra podrá evaluar la hernia. Por lo general desaparecen solas dentro de los primeros 3 o 4 años de vida. De no cerrarse pueden necesitar cirugía.

Debes acudir a urgencia o comunicarte con el pediatra si el bebé está muy irritable o parece tener dolor abdominal intenso o si la hernia se torna sensible, inflamada o se decolora.

hernia

2- Granuloma Umbilical:

Una vez que el cordón se seca y se cae (entre 5 y 10 días) la superficio donde estaba el cordón se cubre por un tejido de granulación (pequeños granitos) y luego por piel para llegar al especto que conocemos.

Sin embargo, en algunos casos la superficie no se cubre de piel y es invadida por tejido de granulación, que al crecer en exceso origina un granuloma de ombligo. Se ve como una masa rosada o cubierta por un moco blanco.  A veces puede supurar un liquido inodoro amarillento que mancha la ropa.

Los granulomas se tratan con nitrato de plata, una sustancia que seca la lesión y no causa dolor al recién nacido. En ciertas ocasiones puede ser necesario que el médico elimine la lesión.

Acude a un servicio de emergencia en cualquiera de estas ocasiones:

  • Fiebre de 38°C o más alta, tomada rectalmente
  • El granuloma continúa después de 2 días de tratamiento
  • Vetas rojizas, granos o ampollas alrededor del ombligo
  • Señales de infección en el muñón, como un aumento del enrojecimiento, hinchazón o supuración maloliente
  • El recién nacido parece estar enfermo

Es importante tener en cuenta al aplicar el nitrato de plata:

  1. Sujetar bien al niño durante las aplicaciones de nitrato.
  2. Evitar el baño de inmersión durante el tratamiento.
  3. No aplicar ningún liquido (agua, alcohol o iodopovidona) luego de la aplicación del nitrato de plata, para evitar su dispersión.
  4. Dejar secar la zona no menos de 5 minutos luego de la aplicación.
  5. Cubrir la zona con gasa estéril y fijarla para que no se deslice.

granuloma

3- Obligo cutáneo:

Se trata del crecimiento de piel en el tronco del cordón umbilical, que deja después de su caída un colgajo de piel. No tiene ninguna significación patológica y suele retraerse, con el tiempo, dentro del muñón umbilical.

ombligo cutaneo

4- Caída tardía del cordón umbilical:

Si despueés de 4 semanas de nacido el cordón umbilical aún no ha caído y aún se ve “humedo” y no hay otras patologias, podría aociarse a un deficit de neutrófilos, un tipo de glóbulos blancos.Si pasa un mes y el cordón no se ha caído, en ausencia de otras patologías, se podría pensar en un déficit de la adhesión de los neutrófilos, un tipo de glóbulos blancos. Hay que acudir al pediatra para que valore la situación y haga el diagnóstico adecuado. Un hemograma con leucocitosis marcada puede ser de ayuda en este diagnóstico. Estos niños debieran ser referidos a un especialista en inmunología.

Hay otras condiciones mucho menos comunes, pero lo más importante es informarte y confiar en tu instinto. Si ves que tu bebé está incómodo o con dolor, acude al pediatra. Si tiene fiebre, hinchazón o secreta alguna liquido de su obligo, no es normal. La zona debe mantenerse seca (no lo puedes bañar hasta que se caiga el cordón y el ombligo esté sano y seco) y limpia. El pediatra te dará las mejores direcciones sobre como asear esta zona que muchas veces se ve contaminada con el pañal. Lee más información AQUÍ

 

 

 

 

Prev Alianza Escuela-Familia. Más importante que nunca
Next Lo nuevo de Netflix para estas vacaciones de invierno

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment