Proteínas para bebés: cantidad y calidad

Invitado por Nestlé Nutrición Infantil, el médico alemán Dr. Berthold Koletzko detalló los resultados de estudios que muestran que los niveles de proteínas que reciben los niños en el primer año de vida serán determinantes para muchos aspectos de su salud a largo plazo.

Ya está ampliamente reconocido que una nutrición adecuada los primeros mil días de vida (considerados desde la concepción hasta los dos años de edad) tiene a largo plazo un profundo impacto sobre el crecimiento y desarrollo del niño. La ciencia ha aportado un nuevo descubrimiento: la cantidad de proteínas que recibe el lactante durante el primer año de vida puede incidir en su riesgo de sobrepeso, así como en otros aspectos de su salud futura.

Esta es una de las principales conclusiones de un estudio realizado con financiamiento de la Unión Europea en 1.700 lactantes y que fue dirigido por el pediatra alemán experto en nutrición infantil Dr. Berthold Koletzko. El científico, con título de Doctor en Medicina y Doctor en Ciencias (MD, PhD) presidente de la Sociedad Europea de Gastroenterología Pediátrica, Hepatología y Nutrición 2015 fue invitado por Nestlé Nutrición Infantil a exponer los hallazgos de sus investigaciones en este tema ante más de 200 médicos y académicos de todo el país.

El pediatra indicó que la mitad de los niños estudiados recibieron durante su primer año de vida alimentos con una cantidad usual de proteínas mientras que la otra mitad recibió una cantidad menor, similar a la que aporta la leche materna. La conclusión de este estudio  fue que “estos últimos presentaron un 30% menos de obesidad, pero manteniendo todos ellos la misma velocidad de crecimiento y desarrollo psicomotor”.

KoletzkoLa explicación es que “cuando se entrega un alto contenido de proteína se excede la capacidad del organismo para metabolizar algunos aminoácidos y empieza a haber un exceso de éstos, que tienen la capacidad de estimular la secreción de insulina. La insulina estimula el crecimiento del organismo en general, lo que incluye el crecimiento del tejido adiposo, encargado de acumular grasa”.

Recalcó el experto que “en los primeros dos años de vida es prudente dar a los bebés y a los niños lo que necesitan y no excederlo. Lo que se hace con la nutrición en los primeros mil días es clave para lo que ese ser humano pueda llegar a ser cuando tenga 60 o 70 años”.

Incluso, dijo, “la nutrición es mucho más poderosa que los genes y el sexo para determinar la velocidad de aumento del peso”.

En ese sentido, recordó que a veces las madres dan más comida a los bebés porque piensa que así estarán mejor protegidos frente a enfermedades, “pero los bebés más gorditos generan un posterior riesgo de obesidad. Queremos tener niños que crezcan dentro de los canales normales de las curvas de crecimiento y que este proceso ocurra a velocidades normales”.

Durante el evento Nestlé lanzó NAN OPTIPRO 3, parte de una nueva línea de productos, basada en investigaciones científicas, innovación que sin duda será un aporte para la nutrición infantil. Nestlé ha sido pionera en Nutrición Infantil durante 150 años en todo el mundo, aplicando ciencia para mejorar constantemente los beneficios de sus productos y la calidad de vida de los niños.

Prev Panoramas de fin de semana (21 al 24 de abril)
Next Cómo encantar a los niños con la lectura

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment