Repetir el mismo cuento facilita el aprendizaje en los niños

Repetir el mismo cuento facilita el aprendizaje en los niños

 

¿A tu hijo le encanta volver a escuchar una y otra vez el mismo cuento?, ¿tratas de cambiar el repertorio, le compras nuevos libros, pero su preferencia sigue siendo la misma? No te preocupes, ¡eso es una muy buena señal!: Según un estudio británico, repetir una y otra vez el mismo cuento es bueno para el aprendizaje de los niños, ya que cada vez que nuestro hijo escucha el mismo cuento, se fija en algo distinto y así adquiere una nueva información.

Fuente: La tercera

Repetir una y otra vez el mismo cuento es bueno para el aprendizaje de los niños, según un estudio de la Universidad británica de Sussex, cuyos autores consideran que es esta repetición lo que acelera la adquisición del vocabulario.

El estudio fue dirigido por la psicóloga Jessica Horst y sus resultados son consecuencia de un experimento en el que se expuso a dos grupos de niños de 3 años para que aprendieran dos palabras inventadas. Durante una semana un grupo escucho esas palabras nuevas en tres cuentos diferentes y el otro grupo escucho siempre el mismo cuento.

El resultado fue que los niños a los que se les repetía la historia recordaban mucho más las palabras nuevas que los niños que les habían leído cuentos diferentes.

“Lo que esta investigación sugiere -explicó la psicóloga- es que lo importante no es el número de libros, sino la repetición de cada uno de ellos, porque es lo que propicia un mayor aprendizaje”.

“Lo que creemos que está ocurriendo con la lectura es que cada vez que un niño escucha el cuento está adquiriendo nueva información. La primera vez puede ser sólo la comprensión de la historia, la segunda la percepción de los detalles y la descripción, y así progresivamente”, dijo la profesora del centro británico.

“Y si la nueva palabra se introduce en una variedad de contextos, como ocurrió con aquellos a los que se les leyeron tres cuentos diferentes, lo más probable es que los niños no logren concentrarse tanto en la palabra nueva“, añadió la investigadora.

En conclusión, indicó Horst, “el mensaje podría ser que los niños no precisan necesariamente de una gran cantidad de libros, sino que se benefician de una exposición repetida a los que tengan“.

Prev ¡Mi hijo no para de gritaaar!
Next Los años cruciales en el desarrollo de tu bebé

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment