Ritalín ¿La solución para el déficit atencional?

Ritalín ¿La solución para el déficit atencional?

ritalinPara nadie es novedad que en la actualidad una de las soluciones más populares para el tratamiento del déficit atencional y la hiperactividad es el suministro de Ritalín, fármaco que ayuda a los niños a mantenerse en estado de alerta y concentrados en sus actividades.

Sin embargo, son cada vez más los estudios que señalan los efectos secundarios que produce este medicamento, tales como riesgo cardiovascular, insomnio, dolor de cabeza y estómago, pérdida de apetito, cambios de humor, etc.

Recientemente fue publicada una investigación realizada por las universidades de Princeton, Toronto y Cornell a un grupo de 15 mil niños canadienses con déficit atencional, los que fueron seguidos por un lapso de 14 años.

El estudio arrojó que los  niños que usaban Ritalín y que presentaban los síntomas más agudos del déficit atencional fueron más propensos  a obtener, en el corto plazo, malos resultados en el colegio, repetir de curso y tener una puntuación inferior en matemáticas, mientras que a largo plazo, los pequeños continuaban con problemas en matemáticas, además de tener mayores posibilidades de abandonar sus estudios. En el caso específico de las niñas, éstas estaban más predispuestas a presentar algún trastorno sicológico.

Si bien el estudio no puede probar que el medicamento no ayuda a mejorar el rendimiento escolar, sí muestra que un gran número de niños no presenta efectos positivos y aunque esto pueda deberse a que el Ritalín no tiene los resultados  esperados a largo plazo, también hay un factor fundamental: Que el fármaco termina siendo una especie de sustituto de intervenciones  de padres y profesores a nivel cognitivo y conductual, aspectos necesarios para el buen rendimiento del niño.

Asimismo, la investigación evidenció una relación entre el consumo de este medicamento y el aumento de la infelicidad de los niños, además de un deterioro en la relación con sus padres, en especial en las niñas, quienes también presentaron un aumento en sus niveles de ansiedad y depresión.

Prev ¿Mi hijo es disléxico?
Next ¡Crea figuras en 3D, imprímelas y ármalas!

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment