Ser mamá y volver a trabajar

Ser mamá y volver a trabajar

Hoy la mujer no se puede dar el lujo de dedicarse netamente a la maternidad, es más, ahora preferimos muchas veces desarrollar nuestra carrera profesional. Pero ¿hasta qué punto podemos equilibrar ambas cosas?

La mayoría de las mamás que conozco no queremos dejar de trabajar ni podemos darnos el lujo de dejar de hacerlo. Por ende, es fundamental pensar en cómo lidiar con una maternidad presente y un trabajo que nos dignifique.

Estoy 100% de acuerdo con que hoy podamos tener un post natal de seis meses para disfrutar de nuestro bebé, pero pasado ese período se nos viene el gran desafió de volver al trabajo.

Adaptarse nuevamente a la rutina laboral, no es fácil, sobre todo si pensamos que ahora tener un bebé que se ha transformado en nuestra prioridad y que consume prácticamente toda nuestra atención.

Evidentemente, vas a pasar menos tiempo con tu hijo, pero esto no tiene por qué empañar la relación que tienes con él, si los momentos que le dedicas son de calidad.

Para esto es fundamental que no seas demasiado exigente contigo misma sólo ten en cuenta estos detalles:

  • Evita que tu reincorporación al trabajo coincida con otra novedad importante en la vida de tu pequeño, como un cambio de casa, entrada al colegio, etc.
  • Asegúrate de que se siente a gusto con la persona que le cuida (ojalá sea algún familiar). Empieza a hacer que pase más tiempo con esta persona que lo cuidará antes de que vuelvas al trabajo, para que tu hijo se vaya habituando a su presencia.
  • Si vas a dejarlo en el jardín infantil, procede del mismo modo que en el caso anterior: adáptalo al lugar progresivamente, dos horas al principio, luego tres… hasta completar el horario que seguirá cuando tú trabajes.
  • Ponte de acuerdo con tu pareja para que reine un ambiente agradable en el hogar, a pesar del estrés que puedan tener por el trabajo. Pese a que esto es difícil, créeme que tener un buen ambiente familiar será lo mejor para tu hijo.

¿Qué pasa si comienzas a trabajar y tu bebé sigue tomando pecho?

Si quieres seguir amamantando a tu pequeño, a pesar de tu vuelta al trabajo, tienes dos opciones:

  • Lactancia mixta: Consiste en combinar leche del biberón y del pecho. Puedes por ejemplo, dar pecho a primera hora de la mañana y por la noche, y leche de mamadera el resto del día.
  • Congelar tu leche: Así la persona que lo esté cuidando lo alimentará con la mamadera.

En este caso, si vas a dejar la lactancia antes de comenzar a trabajar, empieza a hacerlo dos semanas previas para que el cambio para tu bebé no sea tan drástico.

Te invitamos a contarnos cómo fue tu retorno al trabajo. ¿Tuviste alguna dificultad?

Puedes leer además algunos tips para volver al trabajo: Llegó la hora de volver al trabajo

Prev Nace un bebé que no puede ser abrazado
Next Tecnología en el embarazo

About Author

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment