Sintomas y tratamientos para la fibromialgia

La fibromialgia es un problema crónico y común, cuyos síntomas algunas veces mejoran; pero en otros casos pueden empeorar y continuar durante meses o años. La clave está en buscar ayuda profesional que incluya un tratamiento integral para el manejo de la enfermedad.

El estrés, los cambios de temperatura, la falta de ejercicios están dentro de sus causas por lo que controlar este tipo de factores puede hacer la diferencia.

Se trata de una enfermedad que no es de fácil diagnóstico que fácilmente puede confundirse con otras patologías por lo que llevar una bitácora del dolor puede ayudar a su médico a determinar el diagnóstico.

Síntomas específicos:
• Dolores en el cuerpo
• Dolor muscular facial crónico
• Fatiga
• Síndrome del intestino irritable
• Problemas de memoria y dificultades cognitivas
• Trastornos del sueño
• Múltiples áreas sensibles (dolor articular y muscular) en la parte posterior del cuello, los hombros, el esternón, la espalda baja, las caderas, los codos o las rodillas
• Entumecimiento y hormigueo
• Palpitaciones
• Disminución de la tolerancia al ejercicio
• Alteraciones del sueño
• Jaquecas o migrañas tensionales

Signos y exámenes
El diagnóstico de fibromialgia requiere de una historia de por lo menos tres meses de dolor generalizado además de dolor y sensibilidad en por lo menos 11 a 18 sitios de puntos sensibles que comprenden tejido fibroso o músculos de:
• Brazos (codos)
• Nalgas
• Tórax
• Rodillas
• Espalda baja
• Cuello
• Caja torácica
• Hombros
• Muslos

Algunas veces, se realizan pruebas de laboratorio y radiografías para ayudar a confirmar el diagnóstico, descartando otras afecciones que pueden presentar síntomas similares. Las siguientes afecciones han sido asociadas con fibromialgia o enmascaran sus síntomas:

• Cáncer
• Enfermedad degenerativa lumbar o cervical
• Síndrome de fatiga crónica
• Depresión
• Infección por VIH
• Hipotiroidismo
• Síndrome del intestino irritable
• Enfermedad de Lyme
• Artritis reumatoidea
• Trastornos del sueño

Tratamiento
En los casos leves, los síntomas pueden desaparecer cuando se reduce el estrés o se implementan cambios en el estilo de vida. Para el tratamiento, usualmente se recomienda una combinación de medicamentos, educación al paciente, fisioterapia y asesoría.

En ocasiones se prescribe el uso de antidepresivos, fármacos que en dosis bajas pueden disminuir la depresión, relajar los músculos craneofaciales y esqueléticos, mejorar la calidad del sueño y estimular la liberación de endorfinas analgésicas. Otros medicamentos usados son los analgésicos antinflamatorios y aquellos medicamentos que trabajan en las rutas de transmisión del dolor.

Pero también está dentro de la terapéutica el consumo de una dieta balanceada y evitar el consumo de cafeína. Otra manera de palear la fibromialgia es iniciar un programa de entrenamiento físico es comenzar con sesiones cortas de sólo unos cuantos minutos de ejercicio suave y de bajo impacto, como caminar y nadar.

Prev Tenemos a los ganadores, para ver Dinosaurios Animatronics
Next Virus sincicial una amenaza

0 Comments

  1. No salio todo mi comentario, pero aqui reitero que me lo detectaron hace tiempo pero nunca me lo trate y hoy tengo fuertes dolores faciales, no se a que especialista ir

    Reply

Leave a Comment