Soy papá, pero ¿ahora qué?

Soy papá, pero ¿ahora qué?

Por fin llegó el momento. Tu pequeño hijito ya está a tu lado, mirándote. Lo ves a los ojos y  quieres lo mejor para él, deseas con todas tus ganas hacerlo feliz y darle todo lo que le puedas entregar como padre, pero a veces tienes dudas de cómo hacerlo.

Modelos de enseñanza

¿No sabes cómo llevar a cabo tu paternidad? Conoce estos tres estilos que te pueden ayudar a determinar cómo quieres ser como padre.

  1. El papá dominante: Este estilo, mejor conocido como autoritario o represivo, es rígido y considera que la obediencia del hijo es una de las principales virtudes. Los padres autoritarios le dan mucha importancia a la disciplina, frecuentemente castigan y dan poco espacio al diálogo y comunicación. Aunque sabemos que muchos de estos papás sólo quieren que sus hijos crezcan de la mejor manera, debes saber que una educación autoritaria limita la autonomía y creatividad del niño, lo que puede generar comportamientos hostiles, baja autoestima, inseguridad y conductas agresivas.

Consejo: aléjate de este tipo de educación: siempre es importante escuchar la opinión de tu hijo, porque a pesar de su corta edad, entiende muchas cosas que pasan a su alrededor.

2. El papá permisivo: Tal como dice el nombre, los padres no restrictivos o permisivos dejan que sus hijos hagan todo lo que quieran, sin ningún tipo de control parental. De esta forma, los niños crecen con poca disciplina, ya que los padres evitan los castigos y también las recompensas, entonces no establecen normas ni orientan a sus hijos.

Consejo: los niños que se crían con este tipo de enseñanza, se desarrollan de una forma demasiado sobreprotegida. Debes ser permisivo en algunas cosas, pero no en todas, sino a tus hijos les costará más diferenciar lo que está mal de lo que está bien, y tendrán una baja autonomía e independencia.

3.- El mejor papá: La mejor forma en que puedes criar a tus hijos se conoce como el estilo democrático, también conocido como autoritativo y equilibrado. Estos padres responden a las necesidades del niño y le dan responsabilidades para que ellos mismos sean capaces de resolver problemas cotidianos, lo que favorece su creatividad y autonomía. Esto va a acompañado de una invitación al diálogo constante para que los pequeños puedan comunicarse con sus padres y viceversa; así, los padres democráticos establecen normas, pero como se comunican con sus hijos, siempre hacen entender al niño la razón de ellas.

Consejo: si quieres hijos que tengan una mayor seguridad en sí mismos, una alta autoestima y estables emocionalmente, este es el modelo más adecuado. Ni demasiado autoritario, ni demasiado permisivo: lo realmente importante es que estés ahí para el niño siempre que lo necesite, sin caer en el extremo de darle todo lo que quiere.

 

Ser padres: una difícil tarea

Sabemos que no es llegar y hacernos padres democráticos, de hecho, lo más común entre los papás es que mezclen los tres estilos. Pero no debes caer en la locura: lo principal es que seas comprometido y constante a lo largo de los años. Está comprobado que de esta forma los niños tendrán una mayor capacidad cognitiva, mayor empatía, creencias sexuales menos estereotipadas y mejor capacidad de autocontrol.

Tips

Con tu hijo debes:

– Estar emocionalmente comprometido

– Estar accesibles física y mentalmente

– Tener influencia en las decisiones que tengan que ver con la crianza del niño.

– Ser un buen ejemplo. Las obras ejercen más efecto que las palabras.

Prev Panoramas ( 05 al 8 de junio)
Next Peleas entre hermanos: cómo controlarlas

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment