Embarazo Tercer Trimestre

Este periodo se comprende desde la semana 29 a la semana 40

El bebé

Desde ahora el bebé pasará  el 90 por ciento de su tiempo durmiendo. Ya realiza gestos de risa y bostezo, se mueve aproximadamente 50 veces o más por hora, flexiona y extiende su cuerpo.

Asimismo, tiene una gran estimulación táctil. Se lleva una mano a la cara, junta una mano con la otra o la lleva al cordón umbilical.También camina alrededor del útero, empujándose con sus pies. Estos movimientos son percibidos por la madre, debido al espacio reducido que tiene en el útero.

A principios de este trimestre el feto comienza a defecar. Puede oír los sonidos que ocurren a su alrededor. Oye los latidos de tu corazón, de tu sistema digestivo, también reconoce tu voz así como la de otras personas cercanas. Para él es como si los escuchara dentro de una piscina.


(Especial de embarazo Nacional Geographic)

En tanto, sus pulmones, hígado y sistema inmunológico continúan madurando. Su peso aumenta porque comienza a acumular grasa bajo su piel, que la necesitará para mantenerse caliente una vez fuera del útero materno.

Sus movimientos son más organizados y sus músculos más fuertes. Según estudios durante estos meses comienza a mostrar signos de personalidad y comportamiento intencional. No sólo se mueve al ritmo de la música, sino que prefiere un tipo de música a otro.

Ya en este periodo un bebe puede sobrevivir con la ayuda de la tecnología médica.

A mediados de este trimestre el sistema nervioso está formado y listo para funcionar a través de una compleja masa de neuronas cuyas señales se transforman en mensajes, ideas, decisiones y memoria.

Durante todo este proceso el bebé continuará creciendo y desarrollándose hasta nacer. Muchas transformaciones fisiológicas están ocurriendo para preparar a tu bebé en su transición al mundo fuera del útero.


(Especial de embarazo Nacional Geographic)

Falta poco para que al fin puedas tener a tu hijo en brazos y lo puedas conocer. Sin dudas te sentirás ansiosa. Has compartido durante nueves meses con él. Sin embargo no dejes de aprovechar este último tiempo, ya sea hablándole, acariciándote, recuerda que él puede sentirte y escucharte, todo esto antes de que llegue ese momento tan esperado.

Para este periodo es aconsejable que tengas todo preparado desde la ropita del bebé, hasta su cuna y todo lo que consideres necesario para cuando nazca. Pero lo más importante es que estés preparada para entregarle cariño y amor a ese nuevo integrante que viene a fortalecer la familia.

Así también en este tiempo comenzarás a pensar más en el parto, hay mujeres que incluso se obsesionan con este momento. Pero la verdad es que nadie puede predecir cómo será. Cada experiencia es única. Lo mejor es que puedas informarte al respecto y que sepas todo lo que necesitas saber para enfrentarte a ese momento lo más calmada posible.
Para asegurarse de la salud y el bienestar del feto, se realizarán atenciones médicas con mayor frecuencia. En ellas te harán exámenes como ecografías, control del latido fetal y mediciones hormonales. Además de los análisis de orina y el control correspondiente de la tensión arterial.

Cambios físicos

Durante este tiempo sentirás mucho cansancio. Así también te resultará bastante incomodo caminar, esto a medida que tus ligamentos se dilatan y ceden.

Asimismo el peso extra que estás cargando te producirá dolor de espalda. Seguramente te costará dormir, ya que es difícil lograr que te acomodes por el tamaño de tu vientre. Descansa el tiempo necesario, si no tuviste una buena noche, entonces haz siestas durante el día, y concédete momentos de tranquilidad para relajarte.

Debido al incremento hormonal, tu pelo crecerá más rápido en todo tu cuerpo. Su textura será más dura y gruesa. Sin embargo este excedente desaparecerá después de seis meses que hayas dado a luz.

A medida que el feto siga creciendo y desarrollándose irradiará cada vez más calor, causándote sofocación. Así también quizás comiences a transpirar más, especialmente por las noches. Utiliza ropa liviana, para aliviar estos síntomas y toma mucha agua.
Como te lo señalamos anteriormente, el feto, a medida que va creciendo, irá ejerciendo mayor presión sobre tu vejiga, lo que incrementará tu frecuencia urinaria.

Por otra parte la retención de líquidos, efecto conocido como edema, afectará la zona de tus tobillos, dedos y tu rostro con una molesta inflación. Esto lo podrás aliviar con descanso, tomando mucha agua, y elevando tus piernas, todas las veces que puedas.
En cuanto a tus senos se han inflamado y te pesan, ello a medida que has pasado por las distintas etapas de tu embarazo. Las hormonas presentes en tu organismo son las causantes de esto. Es recomendable que uses un sostén de maternidad, el cual te ayudará a sentirte más cómoda.

El que crezcan tus senos, te dará la seguridad de que se están preparando para iniciar el periodo de lactancia. El calostro es la primera clase de leche que tus senos producirán. Este es una especie de líquido pegajoso, de color amarillento que contiene todos los anticuerpos que ayudarán a proteger a tu bebé. Este fluido será el encargado de alimentar a tu bebé y brindarle los nutrientes necesarios, hasta que puedas amamantarlos con leche materna.

Es muy normal que sientas contracciones uterinas llamadas BraxtonHicks, que son trabajos de parto falsos, esto se traducirá en un leve y casi indoloro endurecimiento o contracción de tu útero. Las que durarán de quince a treinta segundos.
Si comienzas a sentir estos síntomas, puedes aliviarlos cambiando de posición. Sin embargo si estos se hacen más frecuentes y vienen acompañados de dolor, debes consultar inmediatamente a tu médico.

Recomendaciones  para este trimestre

    • Usa ropa liviana.
    • Aliméntate bien, no dejes pasar más cuatro horas sin comer.
    • Bebe mucho líquido; por lo menos ocho vasos de agua por día, más aún si transpiraras demasiado o estuvieras realizando alguna clase de ejercicio.
    • Evita la cafeína y el alcohol, ya que los mismos podrían provocarte deshidratación.
    • Usa zapatos o zapatillas confortables.
    • Evita usar calcetines o medias elásticas.
    • Busca un tiempo para realizar ejercicios de manera regular, siempre y cuando su doctor se lo haya permitido.
    • Durante este periodo también debes comenzar a preparar lo que será tu bolso para el parto.  Para ver más de este tema haz click aquí.

Prev Gana una sesión fotográfica profesional
Next ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Estás embarazada !!!!!!!!!!!!

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment