¡Todos quieren opinar sobre mi hijo! ¿Qué hago?

¡Todos quieren opinar sobre mi hijo! ¿Qué hago?

Ante la decisión de una pareja de embarazarse y la llegada de un nuevo integrante a la familia será siempre un nuevo cambio que habrá que afrontar, con la felicidad que esto trae.

Sin embargo, una etapa que enfrentan los futuros padres, incluso una vez que ya nació la criatura, es que el entorno opina de todos los temas y relatan sus propias experiencias o sólo dan a conocer sus opiniones.  Esa situación, definitivamente enfrenta o pone a la pareja en un estado de cierta tensión porque, a sus nervios naturales, comienza la presión o intervención de la familia no nuclear e incluso de sus amistades.

La llegada de un nuevo miembro a la familia plantea dificultades para la pareja, que debe re definir su manera de compartir responsabilidades, de relacionarse sentimental y sexualmente (por ejemplo, compartir la atención y el amor y restringir la actividad sexual a los momentos de intimidad). También cambian las relaciones con las familias de origen de ambos miembros de la pareja parental.

Hay que tener claro, además como una forma de descomprimir los niveles de ansiedad propia de los futuros padres o de los que ya lo son, cuando el bebé ya nació, que las opiniones y/o comentarios que realice el entorno no son más que eso: la expresión de sus visiones acerca de la situación.

Algunos consejos valdrá la pena tenerlos en cuenta y otros no.  Lo importante es que la pareja tenga sus ideas claras y la capacidad y confianza para plantearle al entorno que caminos tomarán y cómo abordarán la llegada del nuevo integrante.

La intención al opinar de amistades y familiares siempre va a ser “bienintencionada”, muchas veces puede servir, efectivamente de ayuda a los futuros padres o a los nuevos padres, pero no se mide cómo puede afectar los estados de ánimo o la seguridad que realmente les darán esos consejos a la familia que está en proceso de embarazarse o que puedan salirse de lo que la pareja ha considerado y planificado.

Tips:

– Para los nuevos padres: no considerar que las opiniones dadas por amistades o familiares son una regla que hay que seguir.  Tomar esos consejos como experiencias que pueden servir n algún momento.  La experiencia más valiosa es la vivida directamente; lo que han vivido otros es sólo una referencia.

– Conversar íntimamente acerca de lo que están dispuestos a escuchar de parte del entorno y sentirse con la libertad de poner límites respecto a las opiniones que otros les den.  Ponerse de acuerdo como pareja de lo que quieren y no quieren en cuanto a la participación del entorno en esta nueva etapa de su familia.

-Padres y familia: evaluar el estado de ánimo de los futuros papás para recibir consejos u opiniones.  De ese modo se pueden evitar algunas disputas innecesarias que puedan resentir las relaciones futuras.

– Ser prudentes y considerados en cuanto a los momentos, las formas y los contenidos de sus sugerencias, comentarios y opiniones que darán a los amigos que están en etapa de embarazo o recién atendiendo a su hijo o hija.

– Entender que lo que la pareja haya decidido es lo más importante ya que es lo que ellos determinaron como mejor para esa familia.  Si se trata de una decisión equivocada, poco a poco la pareja verá otros caminos.

TE INVITAMOS A LEER Y DESCARGAR NUESTRA VERSIÓN ONLINE DE REVISTA CARRUSEL

ESPECIAL EMBARAZO Y RECIÉN NACIDO 

 

Prev Protege del sol a tu bebé
Next ¿Qué es Disgrafía?

1 Comment

Leave a Comment