Vacaciones: tiempo para todo y para todos

vacaciones familiaEl verano es para la mayoría de las familias, la época para tomar unas merecidas vacaciones, ya sean dentro de casa, o en algún lugar fuera de ésta. ¿Qué hacer entonces?. Esa es la gran pregunta.

El presupuesto, el tiempo con el que se cuente, el número de integrantes de la familia y sus características son sólo algunos de los aspectos a considerar para tomar una decisión que permita no sólo el descanso, sino también el compartir familiar que durante el año se hace más complejo.

Cada familia muy probablemente organizará en la medida de sus posibilidades, el tiempo destinado al relajo, a los paseos y el cómo se llevarán a cabo las comidas en el día. Sin embargo, menos común es encontrar familias que además de aquello organicen el cómo vivirán el tiempo compartido entre padres e hijos, dado que las vacaciones y el tiempo libre nos llevan al encuentro mutuo y a un tipo de convivencia distinto al que vivimos durante el año cada día, o incluso los fines de semana.

Se tendrá entonces tiempo y varios días juntos, cosa que hace que los padres nos encontremos ante un doble desafío. No sólo basta con estar o ir a algún lugar, sino que debiéramos también generar instancias de encuentro con nuestros hijos, que dependiendo de su edad, serán juegos, cuentos, conversaciones, escuchar música, caminatas para explorar, entre otras. La importancia de lo anterior radica en el hecho de que es el estar juntos más allá de la sólo presencia lo que nos lleva al fortalecimiento de nuestros lazos afectivos y a la consolidación de nuestra vida familiar.

Será de gran importancia para la salud emocional de nuestros hijos el que les otorguemos tiempo para el encuentro, la escucha y el que vivencien nuestra preocupación por el querer estar junto a ellos más allá de nuestro deseo de descanso. Qué difícil parece esta tarea ente el desgaste laboral!, Por ello se requiere planificación y pensar en ello con anterioridad para tener unas gratas vacaciones y un lindo tiempo compartido.

Tenemos de este modo, un tiempo privilegiado para compartir, conocernos mejor y para ponernos a disposición de las necesidades de recreación y descanso los integrantes de nuestra familia, y principalmente, para querernos, “regalonearnos” mucho y cargar energías para volver al trabajo y a la vida cotidiana de mejor forma, esperando que los encuentros generados puedan mantenerse a lo largo del año para que nutran a nuestras familias de amor y buenos momentos.

Te invitamos a revisar:

Los 10 mandamientos de la relación Padres – Hijos

¿Tus hijos rompen todo a su paso? Tips para combatirlo

10 Consejos para poner límites a los hijos

Prev Calidad versus Cantidad a la hora de pasar tiempo con los hijos
Next Emprendimiento: profesionaliza tu negocio

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment