Ventajas de tener hijos después de los 35

Ventajas de tener hijos después de los 35

En los últimos años la edad de las mujeres al tener su primer hijo ha ido aumentando y hoy ya no es raro que una mujer de 35 esté recién pensando en embarazarse.

mama 40

Mientras que un embarazo y la crianza en si no se hacen más fáciles con los años, hay varias ventajas en ser una mamá sobre los 35 y aquí te contamos cuáles son:

 

1. Los años te han hecho más sabia y tienes una perspectiva sobre lo que es importante en la vida.

Simplemente has tenido más años para tener experiencias buenas y malas, has cumplido sueños, logros, viajado, etc. lo que te da una visión más amplia de la vida.

Esto permite que de toda la información disponible sobre la crianza de los hijos, tu puedas elegir lo que más se acomoda a tu realidad y valores.

 

2. Has tenido tiempo para avanzar en tu carrera y alcanzar algunas de tus metas.

Las motivaciones en el mundo del trabajo puede que ya no te muevan tanto. Has alcanzado un nivel de experiencia y respeto que te da más opciones que las que tiene una mujer que recién comienza su carrera. Tienes más opciones, aprovéchalas para poder tomar decisiones.

 

3. Tus padres/tíos probablemente han jubilado y tienen más tiempo para estar con la familia.

La familia es un pilar en el apoyo a los padres en la crianza de los hijos. Si tus padres ya han dejado la vida laboral atrás, o al menos han bajado la cantidad de horas que trabajan, pueden compartir mucho más con los nietos y estar mucho más presentes en su crianza.

 

4. Tus amig@s y prim@s ya lo vivieron. 

Sin duda los consejos prácticos sobre cómo hacer dormir un bebé o cómo manejar las pataletas siempre son bienvenidos, pero es mucho mejor cuando viene de alguien a quien tu quieres y en quien confías como un hermano o hermana o tu prima favorita. También es posible que tengan muchas cosas que te pueden dar de sus hijos que ya han crecido como coches, ropa, sillas de comer, etc.

 

5. Las personas creerán que eres más joven de lo que eres.

¿Qué es lo hace que te veas más joven cuando andas con niños pequeños? Muchos pensarán que tienes 5 años, menos….y ¿quién eres tu para contradecirlos? Tener hijos pequeños exige una cantidad de energía considerable, tu cuerpo se adaptará a este desafío.

 

6. Es más probable que tengas una mejor situación económica que cuando eras más joven.

¡Los niños son caros! Sin embargo, después de los 35 es posible que tengan ahorros o un mejor sueldo que cuando eras más joven. Esto te permitirá cubrir las necesidades de tus hijos, pero también tomar vacaciones, pagar clases y talleres para ellos, etc.

 

7. Revives lo más entretenido de la infancia.

¿Hace cuánto tiempo que no te subes a una cama elástica o una montaña rusa? Bueno, el tiempo te hará disfrutarlo, y ¡mucho! Aprovecha de jugar y volver a disfrutar de esos momentos de la infancia que ya habías olvidado. Tus hijos agradecerán tener una mamá que sepa pasarlo bien con ellos. ¡Vamos, levanta las manos en el splash!

 

8. Ya pasaste por la etapa de las fiestas y salidas nocturnas.

Si tu idea perfecta para un viernes en la noche es ver una película con una copa de vino, ¡fantástico! Ya no estarás pensando que quizás tu grupo de amigas está en una fiesta a la que no pudiste ir o que no puedes ir a ese viaje cargado a la fiestas. Ya lo hiciste. Ahora puedes de verdad disfrutar del descanso y la tranquilidad cuando los niños se duermen.

 

9. Sabes cuando dar la pelea.

Las mamás mayores tienden a entender que ciertas cosas no merecen su atención. Saben cuando dar pie atrás y cuando tomar un desafío. Esto les permite enseñar a sus hijos sobre sus experiencias y aplicarlas a las vicisitudes de la maternidad.

 

 10. Gratificación tardía.

Dejaste lo mejor para después y ahora lo estás disfrutando a concho. La mayoría de las mamás mayores te dirán que viven en una constante sensación de gratitud, incluso en los días malos. Entiendes cuan rápido pasa el tiempo y sabes saborear cada minuto mucho más de lo que se puede hacer a los 26.

Prev Una lección económica para nuestros niños
Next Aunque queramos, las mamás no podemos con todo

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment