Yoga para todos

yoga

“Nunca pensé que haciendo yoga mejoraría mi calidad de vida, pero la verdad es que me ha servido bastante. Me relaja física y mentalmente, pero al mismo tiempo, se presenta como un espacio propio, que no tiene que ver con el trabajo o las labores de la casa”, cuenta Patricia Fernández, abogada de 33 años.

Para los especialistas, lo que le ocurre a Patricia obedece a que la práctica regular del yoga estimula las glándulas endocrinas, estabiliza el sistema nervioso, ayuda a regular el peso, otorga flexibilidad y tonifica la musculatura. ¿Algo más se preguntarán? Claro, ya que algunos plantean que también te hace resistente ante las enfermedades y el envejecimiento. ¿Pero es sólo para adultos? ¿Lo pueden practicar los niños o las embarazadas, por ejemplo?

Para los peques

En Santiago existen varios lugares donde iniciar a nuestros pequeños en esta disciplina. La mayoría pone como edad mínima los tres años. Desde esa edad hasta los siete se enseña de manera más didáctica y lúdica.

“Uno de los aspectos importantes del yoga es la respiración. Ésta se debe hacer de manera conciente, sintiendo el proceso de forma tranquila y pausada. Cuando se logra este efecto en los niños, los resultados son increíbles, ya que hay grandes avances en su concentración y les ayuda a mejorar la comunicación con los demás. Incluso están más atentos y participativos en clase”, explican en la web masvidasaludable.cl.

Para embarazadas

Según explican en el Centro Ohani, la práctica del Yoga en el embarazo permite que el cuerpo de la mujer embarazada se prepare para el parto. En términos generales, se suavizan los dolores de espalda y se trabaja para favorecer la flexibilidad y la relajación.

Beneficios

Piel: El Yoga produce un estiramiento de las fibras elásticas bajo la piel, distiende las paredes abdominales aumentando el tamaño del útero, evitando cualquier tensión.

Columna: La gran incidencia de dolores en la espalda baja, dado el aumento del peso, pueden ser evitados con la práctica de posturas apropiadas del Yoga.

Corazón: Éste es uno de los órganos más importante en el embarazo, ya que la sangre y otros fluidos deben circular correctamente hacia el feto. La práctica de asanas de Yoga permite a los músculos del corazón bombear correctamente.

Pulmones: Como el útero de la embarazada presiona el diafragma, las células de los pulmones también son presionadas. Si esto aumenta causa una pobre oxigenación, cansancio y bajos niveles de energía. Todos los ejercicios de Yoga que benefician el corazón también ayudan a los pulmones.

Sistema nervioso: Las asanas del yoga ayudan a la mujer a estabilizar sus emociones

Una mente calma es extremadamente importante para la sobrevivencia del embarazo y la respiración es la llave que permite el control sobre los sentidos y la mente.

Prev Brownie de chocolate con helado de mango
Next Bonificación por hijo

1 Comment

Leave a Comment