Especial Verano: Zona central

Llegó el verano y es tiempo de vacacionar.

VIÑA DEL MAR

Reconocida como la capital turística indiscutida de Chile y referente obligado a la hora de señalar los destinos más importantes de América. Viña del Mar se ha convertido en uno de los sectores principales para veranear tanto por chilenos, como por extranjeros. Ello por su balneario costero siendo el más concurrido del país en temporada de verano.

La también llamada “Ciudad Jardín” destaca, además, por sus numerosos sitios turísticos, entre los que se encuentran la Quinta Vergara. El cual es concurrido durante todo el año, teniendo su auge más grande en Febrero con motivo del Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar.

El Casino Municipal de Viña del Mar, es uno de los sitios preferidos por aquellos que les gusta la diversión. Inaugurado el 31 de diciembre de 1930, es uno de los símbolos de la ciudad y considerado como uno de los más completos y modernos casinos del mundo en donde se han presentado artistas de gran nivel.
El edificio de tres niveles cuenta con salones de juego, salones para eventos, sala de espectáculos, salón de exposiciones, restaurantes, una exclusiva tienda de puros y souvenirs, además de servicios complementarios como centro de llamadas, cajero automático y policlínico, que permiten ofrecer a los visitantes un servicio integral y de primer nivel.

A quienes les gusta disfrutar de una linda vista lo pueden hacer a través del Muelle Vergara. Obra de ingeniería que fue construida en el año 1910 para servir a la industria viñamarina CRAV, Compañía Refinería de Azúcar de la ciudad. El cual hoy se encuentra en desuso y convertido en atractivo turístico.
Durante el verano se realizan variadas actividades como competencias deportivas y actividades de entretención en sus playas. Además de las reconocidas carpas que se ubican en el Estero, como las de Mauricio Flores o de Ernesto Belloni.

Otro de sus atractivos a disfrutar son los paseos en carruajes tirados por caballos (“Victorias”) que transportan al visitante por frondosas avenidas, jardines, plazas, es una buena oportunidad para admirar la belleza urbana y el borde costero.
Viña del Mar se encuentra a minutos de Valparaíso, principal puerto turístico-cultural y de la bohemia del litoral central.

VALPARAISO

La capital de la Región de Valparaíso combina su intensa actividad portuaria y comercial con su calidad de sede universitaria y cultural, centro emergente de desarrollo tecnológico y turístico y también sede del Congreso Nacional. El cual fue ubicado en esta región por motivos de descentralización.

Esta obra es creación de los arquitectos chilenos Juan Cárdenas, José Covacevic y Raúl Farrú, cuyo trabajo fue seleccionado entre 38 profesionales que llegaron a la etapa final del concurso de anteproyectos convocado por el Ministerio de Obras Públicas y al que se presentó un número total de 539 propuestas.

La construcción del actual edificio se inició el 20 de octubre de 1988. Esta enorme construcción de 60.000 m², en cuya estructura se utilizaron 26.000 m3 de hormigón armado, se yergue sobre una superficie de 25.000 m² en el barrio El Almendral.

El casco urbano de Valparaíso ha sido reconocido como Patrimonio de la Humanidad, por sus valores arquitectónicos e históricos, debido a su desarrollo cuando Valparaíso fue el principal puerto del Pacífico en el S. XIX. Siempre ha sido lugar de inspiración para poetas, escritores y pintores, como para Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura, quien dejó en este puerto una de sus casas-museo, La Sebastiana, mostrando parte de su vida y obra.

Esta casa estrecha, está llena de rincones interesantes, de objetos y cuadros de la infinita colección nerudiana, un retrato de su admirado Lord Cochrane, colecciones de platos con globos aerostáticos, muchos mapas, antiguas marinas, vitrales, un pájaro embalsamado traído de Venezuela, una espléndida sopera italiana con la forma de una vaca, que se usaba para los ponches, un cuadro que es a su vez caja de música y reloj, y paredes pintadas en rosados, azules, amarillos, verdes, solferinos. Y además de los grandes ventanales, claraboyas de barco que miran hacia tierra.

Esta casa, restaurada como el poeta la mantenía, fue abierta al público el 1 de enero de 1992.
Valparaíso es cuna de festivales de teatro, ferias de coleccionistas, variados tipos de museos y de la celebración del año nuevo junto al mar. Desde terrazas, paseos públicos y ventanales de restaurantes y pubs situados en los cerros, es posible admirar la extensa bahía y el anfiteatro de una ciudad emplazada en 45 cerros. Espectáculo especial son sus 14 ascensores que circulan sobre las inclinadas laderas de los cerros.

Entre los cuales destacan:
Ascensor Polanco

Construido en 1915, es el más pintoresco de la ciudad. Sirve de acceso al cerro Polanco que le da el nombre. Posee características que lo diferencian del resto de los ascensores, ya que no se aferra a la ladera del cerro, sino que está antecedido por un túnel de escasa pendiente que recuerda a los visitantes las galerías de las minas.

Ascensor Barón

Construido en 1906, fue el primer ascensor que funcionó con motor eléctrico que reemplazó el antiguo sistema de balanzas de agua. Posee un importante valor turístico por conectar la ciudad con el sector oriente del anfiteatro natural de Valparaíso.

Ascensor Concepción

Nació por la iniciativa de los inmigrantes europeos que se radicaron en la zona de los cerros Alegre y Concepción. Fue el primero en construirse y data del año 1883. Es una muestra del patrimonio industrial de la ciudad que se supo adaptar a la topografía del terreno.

Ascensor Reina Victoria

Fue construido a principios del siglo XX. Su nombre recuerda a la soberana británica que reinó en el siglo XIX y falleció en 1901. Cuenta con sala de estar, baño completo y citófono para comunicar ambas estaciones. Su entorno concentra la arquitectura típica de las casas de inmigrantes ingleses y alemanes.

Ascensor Artillería

Fue construido en 1893 para transportar al personal de la antigua escuela naval. Su estación superior se encuentra en el paseo 21 de Mayo, uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad. Antiguamente era el de mayor capacidad de pasajeros, capaz de transportar a más de 30 personas.

SANTIAGO
Capital de Chile y principal entrada aeroportuaria de flujos turísticos nacionales e internacionales. La historia, el arte y la tradición se despliegan en sus museos, galerías de arte, centros artesanales y Barrio Cívico (con su sede de gobierno).

El Palacio de La Moneda, es la sede del Presidente de la República de Chile. También alberga los ministerios del Interior, Secretaría General de la Presidencia y Secretaría General de Gobierno. Comúnmente se le designa como La Moneda.
Se ubica en la comuna de Santiago, entre las calles Moneda (norte), Teatinos (oeste), Morandé (este) y la Alameda del Libertador Bernardo O’Higgins (sur). Al norte se ubica la Plaza de la Constitución y al sur está la Plaza de la Ciudadanía.

Aquí, como en Valparaíso e Isla Negra, es posible conocer la vida y obra de Pablo Neruda, Premio Nobel de Literatura. Su arquitectura mezcla edificios modernos, palacios neoclásicos, plazas y paseos. La urbe acoge hasta 7 mil delegados y turistas en congresos y actividades recreacionales.

El recorrido a esta casa “La Chascona”, de extraña contextura, se inicia por el bar continuo al comedor, donde comienzan a asomar las colecciones de pintura, más que nada bodegones antiguos, y algunos cuadros representativos de artistas chilenos, muchos de los cuales trabajaron con él ilustrando sus poemas. El bar pertenecía a un antiguo barco francés, cuya cubierta es de peltre; el comedor, una mesa angosta y larga en una sala con un techo de barco que termina en una pequeña puerta, casi secreta, que da acceso a una escalera de caracol, muy estrecha, que lleva a un dormitorio. En otro de los espacios de la casa está el salón, donde está el famoso cuadro que Diego Rivera pintara de Matilde en que escondido en su pelo está el perfil de Neruda, cuadro pintado en un viaje a Chile de Rivera en 1953, y dos obras de Fernand Leger, quién también realizó ilustraciones para la edición francesa de Canto general. Sobre el salón está el dormitorio de Pablo y Matilde. Luego de subir escaleras y pendientes, antes del tercer volumen se encuentra otro bar que está repleto de figuras pintorescas, colecciones diversas, zapatos gigantes, todo puesto a modo de entretención y juego. Y luego la biblioteca y el escritorio, donde se pueden revisar las condecoraciones y premios recibidos por Neruda, incluyendo, desde luego, la medalla del Premio Nobel.

La Capital también cuenta con el barrio Bellavista , ubicado entre la ribera norte del río Mapocho y el Cerro San Cristóbal, con la calle Pío Nono como columna vertebral. En sus inicios fue una zona católica y aristocrática, mientras que hoy en día conviven bares populares con centros culturales y gastronomía internacional.
Este barrio se encuentra dividido entre los Municipios o Comunas de Providencia (al oriente) y Recoleta (al poniente), separados por la calle Pío Nono. Su desarrollo comienza desde la época colonial, donde el sector era conocido como el barrio de La Chimba, sectores pobres de familias que vivían en los faldeos del Cerro San Cristóbal. Con la construcción del Puente Cal y Canto se unieron los sectores y desde comienzos del siglo XIX se desarrolló urbanamente.
Santiago también se caracteriza por sus barrios gastronómicos y de bohemia, modernos centros comerciales y degustar famosos vinos en las propias viñas. Sólo a 40 km. están los centros de esquí y el Cajón del Maipo; este último encantará a quienes gustan de la montaña, ecoturismo, turismo de aventura, cabalgar o disfrutar comidas típicas con sabrosos productos del campo y mar.

CAJON DEL MAIPO

Sinónimo de descanso, aventura y entretención, en un sector precordillerano al sur este de Santiago, en la cuenca del Río Maipo. Encajonado por cerros, es ideal para paseos por el día o fin de semana.

Presenta alternativas tan diversas como picnic, cabalgatas por la montaña o caminatas por monumentos naturales. Para los que quieren más emoción, están las escaladas y los descensos en balsa que contemplan rápidos grado 3 y 4, con un recorrido de hasta 15 km.

Numerosas localidades tienen distintos panoramas que vale la pena conocer, como su principal pueblo, San José de Maipo, con baños termales en sus alrededores. Y, en invierno, es posible esquiar en Lagunillas. Además, durante el trayecto hay diversas ofertas gastronómicas.

En fin, un sector de tranquilidad y entretención, a una hora de Santiago

RANCAGUA
La capital de la Región del Libertador Bernardo O’Higgins es una ciudad histórica en la causa por la Independencia de Chile. Sus atracciones son el Museo Regional, Casa del Pilar de la Esquina, Casa de la Cultura y la medialuna donde se realizan los campeonatos nacionales de la fiesta típica más representativa del campo: el rodeo.

En sus alrededores están los centros artesanales de Doñihue (mantas a telar) y Chimbarongo (cestería en mimbre); Sewell (ciudad minera declarada Patrimonio de la Humanidad); Termas de Cauquenes; y Lago Rapel (actividades náuticas y pesca recreativa). Ubicado a 68 Km. de Melipilla.

Este es un lugar ideal para pescar pejerreyes, dar un paseo lancha o disfrutar en familia en un entorno natural. Posee zonas habilitadas especialmente para camping.

El lago Rapel, formado por las confluencias del río Cachapoal y Tinguiririca, tiene unos 40 km. de largo y almacena millones de metros cúbicos de agua, que son contenidos por una gran represa de hormigón construida en 1968.

Desde este lugar se pueden iniciar caminatas hacia distintos sectores, como Los Molinos de Larmahue, a 20 km. del lago, camino a Las Cabras, poblado cuyo mayor atractivo son las antiguas ruedas de madera que sacaban el agua del río Cachapoal y que hoy continúan funcionando. Este sitio también resalta por sus buganvillias floridas en verano, sus pintorescas casas y su antigua iglesia.

También es posible realizar tours por las viñas de los valles de Cachapoal y de Colchagua; visitar el Museo de Colchagua (Santa Cruz); viajar en el Tren del Vino; recorrer la Ruta Campo (Lo Miranda) y la Ruta Hacienda de Machalí, a la cual se accede desde diversas vías.

En temporada de fiestas patrias, los caminos se visten de coloridos volantines y familias que salen a practicar este típico juego chileno que se conserva muy bien en esta región, dando paso a lugares que con sus atractivos rurales y el encanto de las líneas contemporáneas, energizan y reciben cómodamente.
También pueden visitar el Museo de Colchagua está equipado con restos que se han obtenido tras veinte años de recolección, contribuyendo al desarrollo cultural de la zona central.

Propiedad de la Fundación Cardoen (sin fines de lucro), el museo cuenta con una muestra que comprende temáticas diversas que van desde la paleontología hasta el periodo de República y la Guerra del Pacífico.

Además, incluye una colección folclórica e instrumentos de diferentes momentos culturales.

En la costa de Rancagua también se encuentra Pichilemu, playa famosa por el surf y su gastronomía marina.

Pichilemu es un destino conocido nacional e internacionalmente como un balneario con playas aptas para el baño y de atractivas condiciones para realizar deportes náuticos, como el bodyboard, surf, velerismo, etc. Son cuatro las principales playas de la comuna:

Playa Principal o Terrazas: es la más cercana al centro del pueblo, ubicada frente al parque Ross; cuenta con baños. Es apta para el baño solo en la temporada estival, además presenta excelentes condiciones para practicar surf (Sector la Puntilla). Su acceso principal es por unas amplias escalinatas con balaustradas, que descienden del parque Ross.

Infiernillo: ubicada al extremo sur del pueblo, su principal característica la representan las formaciones rocosas en donde el oleaje rompe, constituyéndose en la atracción del lugar.

Playa Hermosa:
esta extensa playa ubicada entre el sector de Infiernillo (sector Rapanui) y Punta de Lobos, no es apta para el baño, por sus corrientes y fuerte oleaje.

Punta de Lobos: playa ubicada a 6 km al sur de Pichilemu. Su principal característica la constituye el acantilado de aproximadamente 100 m de altura y sus singulares roqueríos que son frecuentados por lobos marinos. La extensión de su playa y su ubicación la hacen apta para el baño, la pesca de orilla, además de ser un lugar ideal para la práctica del surf.

TALCA

Famosa por sus vinos y frutos, la capital de la Región del Maule y alrededores ofrecen atracciones culturales, naturales e históricas. Tales como el Museo O’Higginiano y de Bellas Artes de Talca -donde está la Declaración de la Independencia de Chile- y la Villa Cultural Huilquilemu. Cerca, la Ruta del Vino Valle del Maule y sus tours por viñas.

Talca es un importante centro urbano en la zona central del país. Con un excelente equipamiento turístico hace posible que desde ahí se inicien los recorridos a otros atractivos.

De gran legado cultural, el destino cuenta con monumentos históricos como el Museo de O’Higgins y de Bellas Artes y la Villa Cultural Huilquilemu, además del pueblo de Chanco declarado Zona Típica y una hermosa artesanía y arquitectura colonial.

El valle, por su parte, ofrece al turista recorridos por las once viñas que integran la Ruta del Vino del Valle del Maule conformadas por las provincias de Talca y de Linares.
Uno de los principales refugios de la naturaleza es la Reserva Nacional Altos de Lircay, en donde atraviesa el Sendero de Chile, mientras que el ramal ferroviario que recorre Talca y Constitución es otro de sus atractivos.

Una ideal alternativa son sus amplias playas. Con arenas grises y aguas aptas para el baño son preferidas por quienes visiten la región.

Visitando el destino entonces, podrá disfrutar de caminatas, paseos a caballo, la practica de deportes, baños en agradables aguas termales y la contemplación de hermosos atractivos naturales como volcanes y lagunas.

En la Ruta Internacional Paso Pehuenche (Talca-Argentina), la precordillera es apta para el ecoturismo y turismo de aventura: descensos, cabalgatas, caminatas, observación de flora y fauna nativa y pesca deportiva, junto a volcanes, ríos, lagos y lagunas. Desde la Reserva Altos del Lircay hay 32 km. del Sendero de Chile.

En la costa hay pueblos tradicionales, como Chanco, declarado Zona Típica; iglesias, reservas, artesanía y playas, donde es posible nadar, pescar y degustar productos del mar. En Chanco y Pelluhue opera la Ruta Tradiciones de Mar y Tierra. Otro imperdible es el tren Talca-Constitución.

CONCEPCIÓN
Importante unidad económica y cultural es la capital de la Región del Biobío, centro de desarrollo científico, académico, industrial y de servicios. El Barrio Universitario y los distintos museos situados en Concepción, Talcahuano y Lota, recuerdan el pasado y presente de la zona, en un encuentro con la historia, las artes y las ciencias.

Al norte, los balnearios de Penco, Tomé y Dichato, cuentan con gastronomía de mar y son aptos para deportes náuticos, mientras que el balneario de Pingueral dispone de club de yates.

Al sur, en Arauco y Lebu, productos del mar son ofrecidos en la Ruta Gastronómica Costera; Contulmo posee un interesante patrimonio arquitectónico; en el Lago Lanalhue hay deportes náuticos; en el Lago Lleu-Lleu existe un turismo más de contacto con la naturaleza y con la etnia local; a orillas de éste está la Red de Agroturismo Huillinco; entre Cañete y Tirúa opera la Ruta Histórica – Cultural, con rucas mapuches, casas patrimoniales de arquitectura alemana, museo, talleres de tejidos y platería, hospedaje, camping y gastronomía; en Curanilahue y Los Alamos espera la Ruta del Deporte Aventura.

Contiguos a la Carretera Longitudinal Sur, los Saltos del Laja, con espectaculares caídas de agua.

Prev Peliculas para recordar: Aladdín
Next Especial Verano: Zona norte

0 Comments

No Comments Yet!

You can be first to comment this post!

Leave a Comment